Gracias por venir...


La pasiòn en el espejo...



Sensaciones de una noche cuyo reflejo fue la del alma que me acompaña en mi camino...

Escrito por mi caminante-guia

Media noche. El punto del día que marca el descanso del Sol reflejándose sobre la Luna y mi pequeña alma reflejándose ante mis manos y ante un espejo donde ella, como el sol, refleja su energía que emerge de mis palabras, de mi aliento... meciéndose sobre la cama.

Es una noche especial. Quiero abrirle un camino a ella misma y que se vea reflejada ante el espejo. Su cuerpo expresa nervios de sòlo mirarse. Se ve única, se siente especial, segura, apetitosa, preciosa... ella misma se excita de verse, de ver lo bonito que se pone su cuerpo ante el deseo… simplemente de sentir que la guio, que la veo... esa pequeña vergüenza y gran excitación que la desespera, esperando la siguiente palabra de su guía, dueño de cada sensación que en su ser nace.Pido que descubra sus senos, que los mire , que se excite de verlos reflejados, que disfrute de su belleza, que sus manos los ofrezcan. Los dos pechos van a representar las dos caras de una moneda que es en si mi pequeña alma herrante:

El pecho derecho serà el lado de mi niña, el lado mimoso, la suavidad de cada centímetro de su piel, selecto, milimétricamente sensible a la dulzura.

El lado izquierdo, el lado más salvaje, mas instintivo, mas entregado que me dona a mi, a su complemento masculino, cuando la pasión produce locura y la locura explosión de sentimientos.

El sudor de su cuerpo la delata, los labios de su boca abiertos suavemente sin poder cerrarse…queriendo pedir a gritos ser tomada como una niña protegida y como la mas entregada y dispuesta a todo, a seguir sus impulsos a doblar su cuerpo de placer de ese lado salvaje de sensaciones de animal apresado en mis manos. Sedienta de disfrutar y alimentarme con todo lo que me entrega.

El seno derecho, el de la dulzura y feminidad, es mimado, besado, acariciando haciendo que su sexo empiece a humedecerse y abrirse como una flor. Simplemente sintiendo su piel peleándose internamente con la otra cara de la moneda y de sentir. Viéndose reflejada como una diosa de la seducción queriéndose cada vez mas... brillando sus ojos...

Por otro lado, su lado salvaje. El pecho de la entrega y la pasión, es bordeado con un cinturón, apretàndolo, sintiéndolo atado a mi; el pezòn más duro por la presión de mi mano sometiendola, tirando de ese cinturòn que hace salir su lado màs salvaje. Se mira en su reflejo, compara los dos pechos estirando ambos pezones, gimiendo de las distintas sensaciones: caricia suaves y frescura en escalofríos de dulzura. Pasión ardiente, explosión de sensaciones. Se siente libre aun estando su pecho apretado.

Su tesoro, el coño, empieza a humedecer y làtir, palpita... las piernas se aprietan al sentir cada una de mis frases... No puede resistir confesarlo: gana su lado perra, su lado salvaje. Saca de dentro esa fuerza, esa energía que la hace gemir, y grita... grita su cuerpo confesando que es mía sin poder ocultarlo, ni quererlo, se retuerce de placer mientras aprieta los pechos comprimiéndolos, notando las diferencias... los pezones la piden mas tensión, su cara, sus facciones, sus gestos desean seguir descubriendo…

No para de jugar con sus pechos quiere seguir descubriéndolos y yo, su guía, su dueño de deseo y de toda su pasión le indico tomar una percha... una percha pesada con dos pinzas, una para su lado de niña y otra para su lado salvaje.

Gime al colocar la pinza en su lado de niña...

Grita, tiembla, palpita su cuerpo al sentir la pinza en su lado salvaje...

Sintiendo la presión empieza a apretar sus piernas …

Empiezo a sentir cada palpitaciòn de su ser, cada gemido, cada mirada de deseo... està en mis manos, es mía, entregada, pasional, acelerada... su respiración esta a mil su cuerpo se dobla, el mío se estremece , se acelera. Esta cerca de correrse, su cuerpo me lo indica todo, quiere llegar y la digo que se quite la pinza de su lado niña, que la libere... Sigue aprentando sus piernas...

Mas placer, mas gritos, mas jadeos, mas arqueo del cuerpo...

Mi ser siente cada aliento de ella. Toda la percha la sostiene el pezón salvaje; eso hace que lo sienta mas duro que la ponga a mil !!! Y empiece a correrse!!! Mientras, quita esa otra pinza...

Su cuerpo se agita, tiembla... Mi tesoro, su sexo, no para de temblar... masajea sus pechos, siente su lado bueno y su lado salvaje y repite y otra vez gana su lado perra !!!

Siente y aprende a descubrir los nuevos sentidos ocultos de su cuerpo.


Durmió abrazada a sus pechos, sintiéndolos, masajeándolos y dándoles cremita con mimo...

Al día siguiente aun era mas guapa al reflejarse en el espejo!


......guia y alma siguiendo su camino

esta vez acompañados por un espejo

6 comentarios:

Amanteceres dijo...

Intenso... Tienes mucha fuerza en tus narraciones sin olvidarte de la sutileza y la sensibilidad.

Un beso.

ENCANTADORA DE DEMONIOS dijo...

Me gustado descubrirte, asi que te sigo, te importa?
Gracias por tu visita.
Un besin

Anastasio dijo...

Fantastico, intentare seguirtem me ha gustado la sensibilidad con la que escribes

Sensaciones Encontradas dijo...

Amanteceres...
muchas gracias en nombre de mi caminante. Es cierto, el tiene mucha fuerza sin olvidar ese toque sensible que posee.

Encantadora de demonios...
En nombre de los dos, gracias. Es un placer contar con tu presencia. Nos seguimos leyendo, tambièn me gustò mucho poder descubrirte

Anastasia...
Estaremos encantados de volver a contar contigo por aqui. Me alegra que te gustara.

Besos para las tres (estos de parte mia que si os los manda El igual me pongo celosona, jaja)

Don Juan de Marco dijo...

¿pasas mucho tiempo frente al espejo?....

Pues que envidia al espejo...

" Hùmeda frente al cristal llevó sus dedos enreddos sobre la piel mojada, los dedos iban separando sus labios a pausas cortas, y entre las carnes emergìa el gusano de seda que era el centro de su pasión, ahí donde los dedos descansan al sentir subir el calor por el cuerpo y bajar como fundición del acero más puro para derretir los dedos entre pulsaciones magicas...sus piernas tiemblan, sus labios gimen y el amante prepara las tropas para invadirla... los ejercitos serán convertidos en agua, y el agua llenará los causes para mojar su mente... y la tierra se abrira bajo mis manos..."

Don Juan De Marcos

Sensaciones Encontradas dijo...

Don Juan de Marcos...
gracias por regalarnos este poema tan suculento.

Y con respecto a la pregunta... paso frente al espejo todo el tiempo que mi caminante cree apropiado, y me encanta ;)